Consecuencias psicológicas del cambio de hora

Consecuencias psicológicas del cambio de hora

cambio-horaLa madrugada del próximo domingo día 25 de Octubre los relojes se retrasaran una hora, habrá cambio de hora.

Este acontecimiento no es sólo solar, tiene consecuencias físicas y psíquicas. Los trastornos provocados tanto por el cambio de hora verano como por el de invierno son poco relevantes aunque si son perceptibles. Se trata fundamentalmente cansancio, irritabilidad, alteraciones en el estado de ánimo y en algún caso trastornos digestivos, y están “controlados” por el hipotálamo, una región situada en la base del cerebro que regula el ciclo sueño/vigilia.

Según los expertos, el cambio de hora afecta “poquísimo”. Puede provocar alteraciones a unas personas más que a otras y son alteraciones LEVES, como por ejemplo: Trastornos pasajeros de concentración, irritabilidad, somnolencia o leves confusiones.

Lo más habitual es adaptarse pero estas pequeñas alteraciones producidas por el cambio de horarios puede provocar alteraciones a algunas personas, como son los niños, las personas mayores y en algunas personas puede actuar un DESENCADENANTE de algunos asuntos/problemas/dificultades emocionales que ya estuvieran ahí antes del cambio de horario. Es decir, estos cambios por si solos no tiene la en personas con cierta vulnerabilidad a padecer trastornos depresivos o/y ansiosos.

Los niños notan las secuelas del cambio de hora y la falta de luz. Amoldarse al nuevo ritmo de sueño y de comidas será cuestión de unos días.

EL SER HUMANO ES MUY ADAPTATIVO y opera en función de la luz.

Tenemos un cerebro que tardará unos días (entre 2 y una semana) en ajustarse al cambio de luz.

El hipotálamo es una parte del cerebro que se encuentra más o menos tras detrás los ojos, es una región que pertenece al sistema de las emociones del cerebro y regulariza el ciclo del sueño y la vigilia. El hipotálamo tiene, entre otras funciones, la de la estabilidad, la homeostasis del organismo. Regula una especie de “reloj interno” que con el cambio de hora se ve “descompensado” y es entonces cuando aparecen losdesajustes comentados.

Al hipotálamo le llega la luz ambiente a través del nervio óptico y es así como sabe que es de día o de noche. Si es de noche, manda a la glándula pineal la segregación de melatonina al corriente sanguíneo. A partir de aquí se producirán unos cambios inmediatos conduciendo al organismo a un estado de somnolencia.

En cualquier caso, según la mayoría de expertos, los cambios de este “mini jet-lag” influyen mínimamente haciéndolo más en los niños y en personas mayores.

En los niños porque su cerebro es inmaduro y no actúa con la rapidez que lo hace un cerebro adulto y el caso de la gente mayor, por todo lo contrario, porque el cerebro con el tiempo pierde capacidades, esto no quiere decir que no se adapte a los cambios de los ciclos sueño-vigilia, sino que necesitan más tiempo.

Montse Fernández

Psicóloga Col.19068

El Prat de LLobregat

Seguir...

Montse Fernández

Psicóloga y Terapeuta Gestalt.
Consulta enL'Hospitalet y El Prat de Llobregat.

Observadora activa, facilitadora emocional, comunicadora práctica y fascinada con la conducta humana.
Montse Fernández
Seguir...

468 ad

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *